Comunicar, también para investigar

En una época donde el acceso a la información se ha vuelto más simple, rápido y mucho más democrático, y en la que google nos resuelve casi todas las dudas ¿por qué los investigadores deberían comunicar la ciencia a la sociedad? Y al mismo tiempo ¿por qué deberíamos escuchar a los investigadores?

Desde el inicio de la ciencia moderna, aproximadamente en la época de Galileo Galilei en el siglo XVI, ha pasado mucha agua bajo el puente. La forma científica de conocer el mundo, así como la noción social que tenemos sobre la ciencia han cambiado; aun así, quizás mantenemos una imagen estanca sobre qué es hacer ciencia, es decir, qué es la investigación y cuán “cierto” es el conocimiento que genera.

Hacer ciencia es investigar para generar conocimiento científico, un conocimiento distinto a otros tipos de conocimientos. En este punto es donde surge la necesidad de comunicar primero, dónde está la diferencia, y después, porqué es importante saberlo.

Disco de Nebra, Europa Central, II milenio a. C. Es la primera obra conocida en la que se representa una cosmovisión concreta y compleja. Fuente Wikipedia

Disco de Nebra, Europa Central, II milenio a. C. Es la primera obra conocida en la que se representa una cosmovisión concreta y compleja. Fuente Wikipedia

Para que un conocimiento sea científico, antes debe pasar por una serie de pasos, tradicionalmente incluidos en el llamado “método científico”. Este método no es una rigurosa serie de pasos fijos en línea recta, sino que es un conjunto de requisitos que dan validez a una investigación. El proceso incluye observar, encontrar toda la información previa posible sobre un tema, contrastarla con nuevas observaciones, plantearse preguntas, obtener datos a través de muestreos y experimentación, y por sobre todo, publicar los resultados para que sean validados por otros expertos.

Todo este proceso no hace más que otorgarle la mayor validez y objetividad posibles a un resultado, aunque no significa que sea 100% cierto. Simplemente, hasta que aparezcan nuevos investigaciones al respecto, es lo más cierto posible. Así, cierto grado de incertidumbre es parte del proceso de generación de conocimiento científico.
La incertidumbre entonces, está en el corazón de la investigación, y por ende, muchas veces se refleja en sus resultados, que también llegan a los medios. Entender esto por parte del gran público no es fácil. Por eso mismo, es importante comunicar en forma adecuada la investigación, y al igual que con el proceso de obtención de conocimientos, es fundamental hacerlo con el mayor rigor posible.

En el Instituto creemos que es importante divulgar lo que hacemos, así como los conocimientos que generamos. Y no solo eso: creemos que podemos aportar al desarrollo de una mejor sociedad si además de ciencia, compartimos una forma científica de pensar y abordar la realidad.
Y aun hay más: en el esfuerzo, aunque con mucho gusto, que implica comunicar nuestro trabajo a distintos públicos, los investigadores obtenemos nuevas miradas y nuevas formas de expresarnos que pueden resultar en nuevas formas de percibir.

Al recibir estudiantes de todas las edades, escribir para un periódico, participar en un documental o un programa de radio, la mirada del científico se enriquece y con ello también se nutre ese “hacer ciencia” que a veces parece tan ajeno, sistemático y frío. A su vez, el público tiene mucho que decirles a los investigadores. Distintas miradas pueden acercarnos a un problema de investigación, a soluciones alternativas, a perspectivas únicas de indagación. Por esto mismo también, comunicar al gran público también debería ser una parte importante del proceso de investigación.

Una de las instancias más enriquecedoras que compartimos para comunicar nuestra ciencia es nuestro tradicional día del puertas abiertas, el IIBCE Abierto.

Una de las instancias más enriquecedoras que compartimos para comunicar nuestra ciencia es nuestro tradicional día del puertas abiertas, el IIBCE Abierto.

El conocimiento científico, más aún si es generado desde una institución pública estatal como el Instituto Estable, es patrimonio de todos. Todos podemos beneficiarnos de una cultura donde el conocimiento es una herramienta de desarrollo, no solo productivo y socio-económico, también individual y colectivo.

Brindemos, en los 90 años del IIBCE, por más y mejor comunicación pública de la ciencia, un Instituto pionero en promover cultura científica y hacer divulgación.

Rocío Ramírez Paulino
@rRo12

 

*Lecturas recomendadas (publicadas en 2017)

In science, you can always get what you want
3 ways to make research accesible to the public 
Science communication: Frequently public, occasionally intellectual

Herramientas de comunicación para investigadores y periodistas

Guía para la comunicación pública de la ciencia

Qué requieren los periodistas de los científicos

Cómo presentar relatos atractivos sobre ciencia

Practical guide to report scientific findings

Tips/ practical guidese  

Curso internacional de Periodismo Científico 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s