IIBCE y el Club de Ciencias en la frontera de Colombia

Del 2 al 7 de setiembre del 2019 los investigadores Carlos Perafán del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva del IIBCE y Fernando Pérez-Miles de la UdelaR, participaron de una edición especial de los Clubes de ciencias de Colombia (@CdeC-Col) con la propuesta de Club “Deconstruyendo caminos de seda: las arañas como modelo de estudio biológico”, en Puerto Nariño, Amazonas.

Junto al colectivo de científicos ScienteLab, llegaron a los municipios fronteras de Colombia con la convicción compartida de que la ciencia es una herramienta para la transformación social y el desarrollo. 

Los Clubes de ciencias de Colombia son cursos intensivos y gratuitos, ofrecidos por investigadores vinculados a instituciones de investigación científica de alto nivel, y dirigidos a jóvenes de secundaria, quienes participan durante una semana en el desarrollo de talleres científicos y tecnológicos. 

Buscan potenciar la educación en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, promover la formación de futuros científicos e innovadores del país, y crear una red internacional de colaboración académica que promueva el desarrollo educativo, científico y tecnológico de Colombia.

El Club llevado a cabo por los investigadores del IIBCE y la UdelaR, estuvo enfocado en la enseñanza de los conceptos básicos de la elaboración y ejecución de un método de estudio científico, a través del conocimiento de la historia natural y evolución de las arañas.

Investigadores Carlos Perafán del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva del IIBCE y Fernando Pérez-Miles de la UdelaR, con los estudiantes que participaron del Club de ciencias de Colombia “Deconstruyendo caminos de seda: las arañas como modelo de estudio biológico”, en Puerto Nariño, Amazonas”

A partir de la observación en campo y el conocimiento adquirido de las arañas, los estudiantes plantearon diferentes preguntas de investigación relacionadas con su comportamiento depredador, comportamiento sexual y sus mecanismos de adherencia y de defensa. Al mismo tiempo, desarrollaron metodologías específicas para dar respuesta a cada uno de los interrogantes. 

Los resultados de sus investigaciones fueron expuestos en un evento público en el municipio, donde los estudiantes socializaron su experiencia en Clubes de Ciencia con los pobladores locales y compañeros de estudio.

Para el IIBCE es un honor y una alegría enorme haber participado de esta experiencia. ¡Muchas gracias a los Clubes de Ciencia de Colombia y ScienteLab por la invitación!  

 

Anuncios

Bacterias, genes y antibióticos – #IIBCEenlaAntártida #IIBCEInvestiga

La Antártida es un laboratorio vivo, un lugar con un montón de conocimiento por descubrir. Allí, varios integrantes del Instituto desarrollan sus proyectos de investigación para encontrar soluciones a los problemas actuales, como la resistencia a los antibióticos.

Imagen que muestra un paisaje del continente antártico

Paisaje antártico

Al igual que la mayoría de los seres vivos, las bacterias heredan su material genético de la célula parental o progenitora, mediante un proceso que se llama transferencia genética vertical. Sin embargo, este mecanismo no es el único, y existe otra transferencia de genes, la horizontal, que es la responsable de que por ejemplo, las bacterias adquieran resistencia a los antibióticos. 

La transferencia horizontal genética (THG) permite que las bacterias logren adaptarse a cambios ambientales de manera más rápida, en comparación con otros organismos que no tienen esta posibilidad. En el IIBCE, Matías Giménez y Silvia Batista estudian los mecanismos de este tipo de transferencia en bacterias de la Antártida y cuáles pueden ser los genes involucrados.

Imagen de una zona del continente antártico donde habitan pingüinos

Zona de muestreo de bacterias con mínima influencia humana, pero muy influenciada por pingüinos ^^

En el trabajo que están desarrollando detectaron que las bacterias del ambiente antártico tienen la capacidad de incorporar y transferir horizontalmente el material genético. Dependiendo de la información contenida en el material genético, este proceso puede llegar a otorgarles una ventaja adaptativa.

Por ejemplo, muchas de las bacterias que se encuentran en sitios con alto impacto humano (colectadas en cámaras sépticas), contienen más genes de resistencia a antibióticos que las que se alojan en ambientes alejados de las bases antárticas. 

Imagen de una caja séptica en la base Artigas de la Antártida, donde se tomaron muestras de bacterias

Caja séptica de la base Artigas (base uruguaya en la Antártida). Cerca de esta zona se tomaron muestras con mayor impacto humano

Esto puede deberse a que, frente a una infección, los seres humanos consumimos antibióticos para combatir las bacterias patógenas. Si bien en el proceso perecen bacterias inocuas y sensibles a los antibióticos, algunas de las que intentamos eliminar desarrollan resistencia, y luego le transfieren esa “propiedad” a otras bacterias de su comunidad. 

La información que les otorga resistencia a las bacterias está codificada por genes, que están alojados en el genoma. Además, muchos genes de resistencia se alojan en elementos del genoma que pueden transferirse horizontalmente. Es así que la comunidad de bacterias con que convive un ser humano responde primero adquiriendo, y luego compartiendo los genes de resistencia. 

En la Antártida, las bacterias de origen humano liberadas en una cámara séptica pueden morir o subsistir a las bajas temperaturas del ambiente. Sin embargo, parte del material genético alojado en esas bacterias de origen humano, puede ser incorporado por las bacterias propias del ambiente antártico (“nativas”) mediante transferencia horizontal genética. 

Aquí vemos bacterias fluorescentes. La capacidad de fluorescer nos permite identificarlas dentro de una comunidad microbiana como aquellas que han aceptado genes por transferencia horizontal; en este caso, genes que le confieren resistencia a los antibióticos.

De ese modo, es posible encontrar bacterias “nativas” adaptadas al frío resistentes a antibióticos y portando los genes de resistencia típicos de aislamientos de origen hospitalario. Esta situación se detecta independientemente de la presencia o no de la presión selectiva, que en este caso serían los antibióticos.

La adaptación de las bacterias a los antibióticos es uno de los mayores problemas de salud pública que afrontamos en la actualidad. Por eso investigadoras e investigadores de todo el mundo continúan buscando respuestas a este problema. Mientras tanto el uso responsable de los antibióticos es la principal herramienta para evitar la dispersión de genes de resistencia a antibióticos. 

Imagen de un paisaje antártico poco afectado por el ser humano donde se tomaron muestras de bacterias

Ambiente antártico poco afectado por el hombre, de donde se tomaron muestras. Se ve una persona trabajando en el muestreo

 

 

Texto: Matías Gimenez, Silvia Batista, y Rocío Ramírez Paulino

Imágenes: Silvia Batista y Matías Gimenez

Nueva jornada de puertas abiertas – #IIBCEAbiertoXIX

Los invitamos a la 19ª jornada de puertas abiertas del Instituto, el  5 de octubre de 14:00 a 19:00 en Avenida Italia 3318

Aquí pueden ver el programa completo

Somos pioneros en abrir nuestras puertas al público. En 2019 llevamos casi 20 jornadas  “IIBCE Abierto”, una invitación para conocer nuestro Instituto, vivir la investigación y participar de distintas propuestas que habilitan el intercambio de conocimientos.

Cada instancia es única, aunque en todas ofrecemos varias charlas de divulgación, recorridos de visitas a distintos laboratorios, stands interactivos a cargo de los investigadores, actividades exclusivas para niños y un cierre artístico.

Desde el 2016 esta jornada ocurre en el sábado del Día del Patrimonio, y desde siempre es organizada por integrantes de todas las áreas de trabajo del Instituto. Otra característica es que cada año realizamos un concurso para el logo del IIBCE Abierto del año, que siempre es un búho al igual que el de nuestro logo institucional.

 

En 2019 el logo está inspirado en María Celia Martínez Fernández, cantante y compositora uruguaya conocida como Amalia de la Vega y figura central del Día del Patrimonio 2019. 

 

Nos vemos el  5 de octubre para disfrutar y celebrar la ciencia en familia 🙂

///

 

Para concretar notas con investigadores pueden escribirnos a iibcedivulgacion@gmail.com  o llamar al 24871616 int. 235 (Rocío Ramírez)

Proyecto Cerebro Latinoamericano:  La Iniciativa LATBrain 

El fin de semana del 31 de agosto y 1º de setiembre de 2019 será el puntapié para el desarrollo del Proyecto Cerebro Latinoamericano (Iniciativa LATBrain), cuando se celebre el LATBrain Meeting en el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE), en Montevideo, Uruguay.

El objetivo principal de esta Iniciativa, organizada por la Comisión Directiva de laSociedad de Neurociencias del Uruguay, será fomentar la cooperación entre los neurocientíficos de la región en torno al Proyecto Cerebro Latinoamericano, un emprendimiento común en el área de las Neurociencias. Otros cometidos serán la formación de recursos humanos, la divulgación de los conocimientos y la promoción del apoyo a la investigación en Neurociencias.

Esta nueva Iniciativa Cerebro espera contribuir al avance de la Neurociencia Latinoamericana en igualdad de condiciones con las otras Iniciativas existentes; es decir, posicionar al LATBrain en el mapa mundial de las Iniciativas Cerebro en laInternational Brain Initiative.

Imagen que muestra las Iniciativas Cerebro en todo el mundo.

Mapa del mundo indicando iniciativas cerebro y programas relacionados

El primer encuentro LATBrain contará con la participación de neurocientíficos que lideran Iniciativas Cerebro en otras regiones del mundo y representantes latinoamericanos que expondrán sobre el estado del arte de las Neurociencias en la región, y se realizará en paralelo con la segunda edición del Curso de Postgrado IBRO-LARC/PEDECIBA “Brain and Mind Evolution”, que congrega a neurocientíficos destacados y especialistas en varias disciplinas como psicología, psiquiatría, filosofía, artes plásticas, ingeniería e inteligencia artificial.

 

INSCRIPCIONES 

Los investigadores que estén interesados en participar podrán inscribirse enviando un correo electrónico a latbrainmeeting@gmail.com indicando filiación institucional.

Más información sobre la convocatoria aquí

II Laboratorio de Comunicación Científica

La ciencia y la comunicación de la ciencia van juntas. Este hecho resonó en el segundo Laboratorio de Comunicación Científica que realizamos durante todo el mes de mayo de 2019 en el Centro de Formación de la Cooperación Española de Montevideo. 

Fue un concepto central, entre otros que recalcaron Pablo González y Ezequiel Calvi de El Gato y la Caja de Argentina, 2 expertos en comunicación pública de la ciencia invitados como talleristas.
Con sus exposiciones demostraron en forma brillante cómo el desarrollo de la ciencia y de su comunicación en sentido amplio, son claves para construir una sociedad más crítica, justa, y centrada en la participación ciudadana. 

Ezequiel Calvi y Pablo González, del colectivo El Gato y la Caja

Otra idea que hizo eco en los participantes es que tanto la ciencia como la comunicación pública de la ciencia son actos políticos, algo que tenemos claro desde todas las instituciones involucradas: una buena comunicación puede ayudar a que la ciencia sea más popular, más entendible y tangible, y por ende, a promover una cultura donde el conocimiento y la innovación sean fuentes de desarrollo sostenible. 

Comunicar la ciencia a su vez es una forma de darle visibilidad como un elemento clave para la toma de decisiones en relación a políticas públicas, sobre temas que afectan directamente a la calidad de vida de las personas como la seguridad alimentaria, el acceso a bienes y servicios ambientales, la prevención y los cuidados sanitarios, la equidad de género, entre otros.  

Primera jornada del Laboratorio de Comunicación Científica II en Montevideo, Uruguay.

Este nuevo ciclo de formación contó con la organización y el apoyo de varias instituciones* vinculadas a la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Constó de 5 jornadas de 4 horas cada una más 2 eventos abiertos en paralelo, donde participaron más de 10 expertos exponentes de Argentina, Uruguay y España. También participaron 4 científicos que hacen divulgación para compartir sus experiencias y aprendizajes: José Pedro Prieto, Medeleine Renom, Betina Tassino y Julia Herrero Albillos, 

Durante estos días 50 participantes desde la academia, la ciencia y la comunicación compartieron miradas y brindaron sus aportes en un ejercicio de inteligencia colectiva.

Los eventos abiertos fueron un conversatorio sobre ciencia, posverdad y toma de decisiones (presentación del libro “Pensar con otros” de El Gato y la Caja) y otro sobre ciencia y género que pronto compartiremos en nuestro canal de Youtube.

Difundir o divulgar conocimientos no es lo mismo que comunicar, y en este Laboratorio hemos tomado consciencia de que, si queremos comunicar, debemos (en palabras de Gustavo Rey, otro de los talleristas invitados) “ver, oír y sentir la ciencia”.  Es decir, debemos conocer, escuchar, conectar y buscar la empatía para poder lograr una comunicación efectiva con los distintos públicos.

También aprendimos que la ciencia y los actores científicos necesitan respaldo, complicidad y una mirada afectuosa desde los medios, un punto de vista compartido y comentado por Gustavo Villa y Nicolás Kronfeld, periodistas invitados al Laboratorio. Mientras tanto, confirmamos que los medios ya no son estructuras o canales fijos, sino que son plataformas dinámicas interconectadas, que pueden complementarse unas con otras. 

Nicolás Kronfeld en el segundo laboratorio de comunicación científica, Mdeo. Uruguay

 

 

 

 

 

 

 

 

Gustavo Rey en el segundo laboratorio de comunicación científica, Mdeo. Uruguay

Y aprendimos que necesitamos saber dónde está la atención, nuestra atención, para de alguna manera “hackear” los contenidos científicos, re- contextualizarlos, y diseñar nuestra comunicación para que llegue al público deseado. Estos conceptos resumen en buena manera la mesa de discusión sobre “la ciencia de la comunicación científica”, que contó con la participación de los expertos de El Gato y la Caja, la Dra. en comunicación María Eugenia Fazio, la Periodista científica Daniela Hirschfeld y la coordinadora general del Laboratorio, Mag. en comunicación científica Rocío Ramírez Paulino.  

De todos los intercambios y comentarios recibidos, así como una encuesta de evaluación final que realizamos, nos quedamos con críticas constructivas. Nos quedó claro que existe una demanda muy alta de formación práctica, sobre todo a nivel de escritura, y de mayores intercambios sobre marcos teóricos, políticos, así como experiencias de trabajo.

El intercambio de distintas perspectivas profesionales, la reflexión sobre conceptos teóricos en el campo específico de la comunicación pública de la ciencia y el trabajo colectivo, fueron de los aspectos más valorados de esta segunda edición.

Algunas lecciones aprendidas

  • En generar, las y los participantes expresaron que han reconocido la necesidad de analizar a la comunicación científica como un proceso integral, transversal, donde idealmente se definen políticas y estrategias a nivel institucional o colectivo.
  • Se percibe como un pendiente el fortalecer la construcción de una comunidad de aprendizaje y práctica con mayor nivel interinstitucional, por ejemplo, reforzando el llamado a los/las docentes para trabajar en esta área, ya que son agentes fundamentales en la transmisión del conocimiento. 
  • Las personas que se dedican a la ciencia reconocen la importancia de saber comunicar de forma accesible y práctica los conocimientos; y, por otro lado, las personas que se dedican a la comunicación reconocen que debe buscarse sinergia entre las dos áreas para poder cumplir la función de comunicar eficazmente.
  • La diversidad de las personas expertas que participaron como ponentes del Laboratorio fue ampliamente apreciada, ya que se perciben como visiones novedosas e innovadoras.
  • La temática de Género y Ciencia despertó gran interés en los medios de comunicación, dándole amplia cobertura y difusión, lo cual puede inferirse en fortalecer esta línea de trabajo tomando en cuenta que en Uruguay hay iniciativas que ya han puesto enfoque en ello.
  • Se avanzó notoriamente en la calidad y disposición de las personas expertas que participaron del Laboratorio
  • La convocatoria y articulación interinstitucional, ampliada en esta Segunda Edición, tuvieron una importancia clave y transformadora, visibilizando la existencia ya de la temática en la Agenda Pública.

 

El Laboratorio de Comunicación Científica fue organizado en conjunto con el Centro de Formación de la Cooperación Española en Montevideo, la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI),  la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología de Uruguay (SNCYT), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), Latitud (Uruguay), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, Ciencia y Cultura (OEI) con la colaboración de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación​ (ANII), El Gato y la Caja , De la Raíz Films, el Instituto Pasteur de Montevideo, la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología en América Latina y el Caribe (RedPOP) y el Movimiento 11 de Febrero (España).

Laboratorio de Ciencias Vivas con Tecnologías – Proyecto #IIBCE de inclusión digital en la educación

Dentro de las investigaciones que realizamos en el Instituto, en los últimos años hemos establecido colaboraciones para contribuir al avance de los conocimientos relativos a la educación de las ciencias y la inclusión digital.

Este año comenzamos un proyecto de investigación que surge de la necesidad de renovar la educación científica y que entre otros objetivos, busca promover el desarrollo del pensamiento crítico de estudiantes de profesorado de Enseñanza Secundaria. A la par esperamos promover el interés de los jóvenes por la ciencia y la tecnología, así como el desarrollo de la cultura científica, clave para el desarrollo sostenible.

Se titula “Proyecto Piloto Laboratorio de Ciencias Vivas con tecnologías `Házlo tú mismo` (HTM), `Házlo con Otros´ (HCO) y, `Trae tu propio dispositivo` (TTD)”.

El equipo de trabajo es interinstitucional, multidisciplinario e internacional y capitalizará la experiencia previa y las fortalezas complementarias en didáctica, ciencias biológicas, ingeniería, artes, realidad virtual, y FabLab de los grupos confluyentes.

Es coordinado por la investigadora María Castelló del IIBCE y la Profesora Virginia Pellegrino del Consejo de Formación en Educación de la ANEP.

Cuenta con la participación de docentes e investigadores del Instituto Escuela Nacional de Bellas Artes y Facultad de Medicina de la Universidad la República (UdelaR)y la colaboración del investigador consultor Gregory Randall de la Facultad de Ingeniería (UdelaR) y 3 centros de investigación internacionales de renombre: el MIT Little Devices Lab (Boston, Estados Unidos), y el GaudiLab de Lucerna y el Solution Space de Ginebra, ambos en Suiza.

El objetivo principal de la propuesta es promover el desarrollo de competencias de pensamiento crítico en estudiantes y egresados de profesorado del Consejo de Formación en Educación. Renovar la educación científica requiere transformar la formación docente y profundizar la implementación de actividades de investigación para resolver problemas, construir conocimiento y comprender procesos científicos, involucrando el desarrollo cognitivo propio del pensamiento crítico.

El diseño propuesto es cuasi-experimental pre-test/post-test con grupo control y evaluación formativa y sumativa.

Considerando las condiciones actuales para llegar a los estudiantes de las modalidades de Profesorado Presencial (PP) y Semipresencial (PS), propone la creación de un Laboratorio de Ciencias Naturales en el Instituto de Profesores Artigas, enmarcado en la filosofía de los “Laboratorios de Fabricación” (FABlabs), equipado con las tecnologías HTM, HCO y TTD y una plataforma virtual en la que se creará un laboratorio virtual “espejo” del laboratorio físico y una biblioteca con recursos didácticos.

Se espera también promover la creatividad e innovación de los participantes, y potenciar la apropiación de estas tecnologías como recursos educativos en el aula.

Considerando el acceso universal a internet y el libre acceso a las plataformas educativas, también espera impactar en la educación no formal e informal de las ciencias y contribuir a lograr una educación de calidad para todos (Objetivo #4 de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, UNESCO).

Este proyecto cuenta con el apoyo del instrumento de financiación “Inclusión Digital” de la ANII.

Por más información pueden contactar a María E. Castelló – maritacastello@gmail.com
PhD. Profesora Agregada de Investigación
Desarrollo y Evolución Neural
Depto. de Neurociencias Integrativas y Computacionales – IIBCE
Fellow Science of Learning IBE-UNESCO/IBRO (2018)

 

Ciencia con enfoque de género

Aún tenemos mucho camino por recorrer en materia de género en el Instituto. Aunque somos mayoría de mujeres y nos preocupamos por conseguir la igualdad de oportunidades y condiciones laborales, la igualdad no es un hecho, mucho menos la equidad de género.  

El trabajo por la equidad de género tampoco se agota entre mujeres y hombres, es más complejo de que eso. De todos modos, nos alegramos de anunciar que con el nuevo Consejo Directivo este 2019, también tenemos una renovada Comisión de Género del IIBCE, que ya está trabajando para avanzar en este camino hacia un futuro más justo.

Esta Comisión está integrada por María José González, Anabel Fernández, Maria Castelló, Claudia Etchebehere y Sofía Fernández y tiene varias actividades en agenda.

La primera será el próximo taller de microscopía dirigido exclusivamente a niñas, para alentar su interés por el mundo de la ciencia, muchas veces relegada a los varones. También coordinarán un taller mixto especial para el aniversario de Clemente Estable, el 23 de mayo por la mañana.

Mujeres trabajadoras del IIBCE

Algunas de las mujeres trabajadoras del IIBCE

La segunda y tercera serán 2 visitas muy especiales desde Lavalleja, Rocha y Cerro Largo en la que recibiremos a más de 30 jóvenes para vivir una tarde de experimentación y diálogo con algunas de las científicas del Instituto. Esto es gracias al proyecto “Más Mujer en Ciencia” coordinado por el Departamento de Cultura Científica del MEC, que busca promover la igualdad de condiciones a la hora de elegir una vocación científica, algo que comienza por conocer y disfrutar del mundo de la investigación de primera mano.

Como nos dijo Carla Pereira, una de las coordinadoras del proyecto: que nuestras adolescentes vivan el instituto, lo sientan y adquieran una experiencia vivencial, valga la redundancia, al lado de las mujeres que allí trabajan.

El número de mujeres y sus respectivos cargos en el Instituto en marzo de 2019.

Al respecto de las mujeres y su situación dentro de la carrera científica en Uruguay, quisiéramos recomendarles un artículo que será publicado en la revista “Research Policy”, al que se puede acceder en forma gratuita hasta el 25 de mayo por medio de este enlace. Los autores son Daniel Bukstein y Néstor Gandelman de la Universidad ORT.

También los invitamos a conocer la opinión de una de nuestras investigadoras, Claudia Etchebehere, frente a la celebración de los 10 años del Sistema Nacional de Investigadores, donde se constató una inequidad importante, fundamentalmente en los niveles más altos del sistema.

Más allá de la propia Comisión de Généro, varias de nuestras investigadoras colaboran con la Comisión u con otras iniciativas, como este audiovisual realizado en el marco del proyecto  “Derribando barreras: por más mujeres en las áreas STEM”  impulsado por las Facultades de Ciencias Sociales e Ingeniería de la Universidad de la República. Allí participan contando su historia y su trabajo de 3 investigadoras del Instituto: Anita Aisenberg, Vanesa Amarelle y Adriana Migliaro.

Además, como parte de las políticas de género que estamos implementando en el Instituto,  desde el 2016 formamos parte de la Mesa Interinstitucional de Mujeres en Ciencia, Tecnología, e Innovación*., un grupo de trabajo coordinado por la Asesoría en Género de la Oficina y Planeamiento y Presupuesto que se conformó el mismo año en el marco del Proyecto Internacional SAGA-UNESCO.