Pérdida de colmenas en Latinoamérica

Compartimos con ustedes un documento elaborado por la Sociedad Latinoamericana de Investigación en Abejas (SOLATINA), de la cual el Instituto forma parte, al respecto de la pérdida de colmenas en Latinoamérica.

Resultados 2016-2017 de la encuesta de pérdida de colmenas y convocatoria a la encuesta 2017-2018

El Grupo de Monitoreo de pérdidas de colmenas de la Sociedad Latinoamericana de Investigación en Abejas, busca estimar los niveles de mortalidad de colmenas de abejas melíferas y de abejas nativas sin aguijón (meliponas) en la región, e identificar los factores de riesgo que pueden estar asociados con la misma. Esta información permitirá implementar medidas para enfrentar esta problemática.

A partir de un cuestionario diseñado de acuerdo a métodos internacionalmente estandarizados y adaptado a las condiciones particulares de Latinoamérica, se colectó y organizó la información para cuantificar las tasas de pérdida de colmenas (es decir el porcentaje de colmenas muertas en un intervalo de tiempo dado) simultáneamente en diferentes países de América Latina. Más de 1.000 productores (apicultores y meliponicultores) de 10 países participaron de este monitoreo aportando información relevante sobre una muestra de 138,784 colmenas de abejas melíferas  y2,199 colmenas de abejas nativas sin aguijón.

Las pérdidas anuales del periodo 2016-2017 (del 1 de octubre 2016 al 1 de octubre  2017)  de colmenas de abejas melíferas variaron entre un 12.6% en Ecuador y Perú y un 56.1% en Chile.

La magnitud de las pérdidas de colmenas de abejas nativas sin aguijón también fue alta, pero inferior a las de abejas melíferas, variando de 0% en Cuba a 41% en Brasil. Esta es la primera vez que se estiman los niveles de mortalidad en la meliponicultura. Actualmente estamos procesando la  información   colectada, en particular, analizando  cómo  influyen el clima, la sanidad y el manejo apícola en las pérdidas de colmenas. Entender qué factores explican la mortalidad de las colmenas es el primer paso para tomar acciones para revertirla.

Resultados de la encuesta de pérdida de colmenas 2016-2017 en Latinoamérica

Estas estimaciones dependen de la participación de los productores (puntos azules en los mapas) y es por eso agradecemos su participaron en la encuesta. Renovamos la invitación a completar y difundir la encuesta de 2017-2018, tanto a los apicultores que ya participaron en la encuesta anterior, como a nuevos interesados a contribuir. La  encuesta está disponible en:  http://solatina.org/temas-de- estudio/monitoreo/  

Contactos: Fabrice Requier (frequier@unrn.edu.ar) y Karina Antúnez (kantunez03@gmail.com)

 

 

 

 

Anuncios

IIBCE organiza el primer curso de entrenamiento en “DNA Barcoding”

El Departamento de Biodiversidad y Genética del IIBCE en conjunto con la Dirección Nacional de Medio Ambiente (MVOTMA) están organizando el primer curso de entrenamiento en “DNA Barcoding”, que se realizará en Uruguay entre el 8 y 20 de octubre de este año.

El curso está abierto a técnicos y estudiantes de las todas las áreas aunque el énfasis será en pasturas y monte nativo, ya que la intención es que la técnica se desarrolle en el país de la mano de la conformación del nodo nacional del International Barcode of Life (iBOL).

Durante el curso los participantes realizarán la secuenciación de varias especies de pastos y árboles nativos, para obtener las regiones de ADN que permitirán su identificación genética (etiqueta genética o código de barras).

Las postulaciones al curso se realizan hasta el 3 de octubre por el correo marianacosse@gmail.com (Mariana Cosse).

Compartimos algunas imágenes de las etapas de coordinación del curso, que ha reunido a especialistas, investigadores, técnicos y actores políticos de diversas instituciones.

Este curso es financiado por PEDECIBA y el Fondo Japonés de Biodiversidad a través de la Convención de Diversidad Biológica (GTI) y apoyado por el Instituto de Biodiversidad de Ontario en donde se ha desarrollado el centro de la Biblioteca de la Vida. 

Reunión con botánicos, biólogos e ingenieros agrónomos discutiendo las especies de flora nativa que se incluirán en el curso

Natalia Mannise preparando material para herborizar y generar una ficha de las especies seleccionadas

Mariana Cosse preparando material para secuenciar

Primera reunión de coordinación de un futuro nodo nacional de iBOL, coordinada por el Secretario Nacional de Ciencia y Tecnología, Dr. Eduardo Manta

 

¡Viví la ciencia! IIBCE Abierto 2018

El sábado del Patrimonio, 6/10/18, los invitamos a festejar la ciencia uruguaya entre todos.

Como cada año, abrimos las puertas y los esperamos con charlas de divulgación, recorridos por los laboratorios, stands interactivos y un cierre muy especial: La proyección del Documental “Clemente Estable. Los aprendizajes de un Maestro”.

En este IIBCE Abierto podremos disfrutar además, de la proyección de las series de videos Mundo Inquieto* y Los niños que cuentan ciencia.

Accedé al programa completo aquí.

El IIBCE Abierto es un evento pionero de intercambio de saberes y disfrute por el conocimiento, entre los integrantes del Instituto y los visitantes. Nació hace casi 20 años como una iniciativa de los jóvenes investigadores del Instituto, para que toda la población uruguaya pueda conocernos y de alguna manera, vivir la ciencia con nosotros.

Una tarde de IIBCE Abierto

*El estreno oficial de la serie Mundo Inquieto será el lunes 8/10 a las 10:000 h en la Sala B del Auditorio Nelly Goitinho.

Aracnólogos del IIBCE lideran un proyecto internacional financiado por National Geographic Society y el Fondo Clemente Estable de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación

En las costas arenosas de Sudamérica habitan dos especies de arañas lobo que muestran características morfológicas y comportamentales únicas: las hembras son quienes salen a buscar pareja. También son quienes inician el cortejo, mientras los machos son sedentarios. Otra diferencia que presentan ante la mayoría de las arañas, es que los machos son más grandes que las hembras. A este fenómeno, conocido en varios grupos animales pero únicamente en estas 2 especies de arañas nativas, se le llama “inversión de roles sexuales”.

¿Cuáles son las causas de estas diferencias tan marcadas? Existen varias hipótesis, y algunas se pondrán a prueba en este nuevo proyecto de investigación “Origin and evolution of sex role reversal in Allocosinae South American wolf spiders (Origen y evolución de la inversión de roles sexuales en arañas lobo Allocosinae de Sudamérica)”, en el que participan investigadoras e investigadores de nuestro Instituto, y otras instituciones de Latinoamérica y España.  

Allocosa senex!

Allocosa senex. Foto: Marcelo Casacuberta

Para ello realizarán excursiones a lugares seleccionados, en el intento de conocer mejor a la subfamilia Allocosinae, registrando e integrando datos de comportamiento, ecológicos, genéticos y taxonómicos (relativos a la clasificación de las especies).

Será un trabajo multidisciplinario e interinstitucional que buscará contribuir a la discusión sobre los factores que determinan el comportamiento sexual en las arañas desde un enfoque evolutivo.

Este proyecto es uno de los pocos de esta categoría financiados para Uruguay por National Geographic y cuenta con el apoyo del Fondo Clemente Estable de la ANII.

La responsable del proyecto National Geographic es la Dra. Anita Aisenberg del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva del IIBCE, y el proyecto financiado por el Fondo Clemente Estable de la ANII está bajo la responsabilidad de la Dra. Leticia Bidegaray del Departamento de Biodiversidad y Genética del IIBCE, y la Dra. Anita Aisenberg.

Investigadores trabajando en Melilla (Uruguay)

En Playa La Serena (Rocha, Uruguay)

En este proyecto también participan los siguientes investigadores:

Dr. Miguel Simó, Sección Entomología, FCIEN, UdelaR
Msc. Álvaro Laborda, Sección Entomología, FCIEN, UdelaR (Estudiante Doctorado PEDECIBA)Msc. Rodrigo Postiglioni, Departamento de Ecología y Biología Evolutiva, IIBCE (Estudiante Doctorado PEDECIBA)
Dra. Andrea Albín, Departamento de Ecología y Biología Evolutiva, IIBCE (Estudiante Doctorado PEDECIBA)
Lic. Verónica Gonnet, Departamento de Ecología y Biología Evolutiva, IIBCE (Estudiante Maestría PEDECIBA)
Bach. Diego Cavassa, Departamento de Biodiversidad y Genética y Departamento de Ecología y Biología Evolutiva, IIBCE (Estudiante de grado FCien, UdelaR)
Lic. Fedra Bollatti, Laboratorio de Biología Reproductiva y Evolución, F.C.E.F.N.,Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (Estudiante Doctorado, CONICET)
Dr. Matías Izquierdo, Laboratorio de Biología Reproductiva y Evolución, F.C.E.F.N., Universidad Nacional de Córdoba, Argentina
Dr. Luis Piacentini, Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, Buenos Aires, Argentina
Dr. Patricio Pliscoff, Facultad de Ciencias Biológicas, PUC, Chile
Dr. Miquel Arnedo, Instituto de Investigación de la Biodiversidad, Dpto. Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales, Universitat de Barcelona, España
Dr. Antonio Bréscovit, Lab. Especial de Coleções Zoológicas, Instituto Butantan, Brasil

En Parque Ischigualasto (Argentina

En Parque Lanín (San Martín de los Andes, Argentina)

Macho de Allocosa senex

En Parque El Palmar (Entre Ríos, Argentina)

Fotografía y filmación: Marcelo Casacuberta (De la Raíz Films, Uruguay).

El valor de comunicar la ciencia

Este año 2018 en el Instituto decidimos contribuir con la divulgación científica más allá de la generación de contenidos y la difusión del conocimiento que generamos: creímos que podíamos contribuir con la formación en comunicación científica, y así lo hicimos.

Realizamos la primera edición del Laboratorio de Comunicación Científica en el Centro de Formación de la Cooperación Española de Montevideo, con el apoyo de varias instituciones (ANII, AUCI, RedPOP, OEI y UNESCO) y nos asombramos con la respuesta que obtuvimos:

Se inscribieron 105 personas y hubo más de 15 que llegaron tarde, incluso desde exterior. Como había cupo, solo 70 pudieron acceder a las clases. Procuramos entonces que los participantes constituyeran un grupo variado en experiencia, formación y profesión, ya que nuestro objetivo general apuntaba a generar incidencia social sobre la importancia de comunicar la ciencia.

Finalmente participaron investigadores, periodistas, docentes, y otros profesionales que enriquecieron las jornadas junto a los especialistas invitados. Durante 12 horas repartidas en 3 mañanas, intercambiamos conceptos, enfoques y metodologías para comunicar la ciencia, y también, para pensar en esta área de trabajo que cada vez toma más relevancia.

Cuando convocamos al curso creímos necesario fundamentar la propuesta y aclarar algunos nociones básicas. Compartimos debajo esta aproximación para seguir contribuyendo con la cultura científica, tan importante para el desarrollo humano y las naciones que lo sustentan.

>

¿Qué es la comunicación científica  y por qué es importante comunicar la ciencia?
Laboratorio de Comunicación Científica. Mayo de 2018

La comunicación científica en su concepción más amplia es un campo de estudio en las ciencias sociales y un área de desempeño profesional que cada vez toma más relevancia. Abarca desde dar a conocer los resultados de una investigación, divulgar conocimientos relevantes a nivel sanitario, ambiental o social, hasta incluir a la ciudadanía en los procesos de creación del conocimiento.

En un mundo gobernado por la comunicación digital y las redes sociales, comunicar la ciencia  ya es parte del proceso de validación, revisión y democratización del conocimiento. En paralelo, es una actividad promovida cada vez con más fuerza en los países desarrollados, incluso como parte obligatoria de los proyectos de investigación que son financiados.

La ciencia es una parte fundamental de la vida moderna, mientras las sociedades basadas en el conocimiento aumentan sus niveles de desarrollo, y mejoran su calidad de vida. Es además,  el fruto de una forma de conocer el mundo que promueve el pensamiento crítico y nos brinda herramientas frente a la incertidumbre.

De aquí la importancia de popularizar la ciencia: para democratizar la información y acercar el conocimiento a un público amplio, tendiendo puentes entre la comunidad científica y la ciudadanía; y la necesidad de implementar estrategias de comunicación de los nuevos conocimientos y sus posibles aplicaciones, así como sus implicancias éticas, culturales, económicas y políticas.

En este sentido, la comunicación científica no sólo debe transmitir los conocimientos científicos de manera que puedan ser entendidos por la mayor cantidad de personas posibles, sino también facilitar procesos que permitan su apropiación social.

Para los investigadores, formarse y ser protagonistas en esta área comienza a ser un aspecto no solo valorado a nivel académico, sino también exigido. En paralelo, conlleva beneficios a nivel profesional y personal, a la vez que  fortalece a las instituciones donde trabajan.

El contacto con el público, su forma de percibir la ciencia, enriquece el propio hacer del científico. Y cuando una institución que hace investigación difunde su trabajo, mejora su reputación, su aceptación social, y por ende, sus posibilidades de financiamiento.

Por eso es fundamental que sean los propios científicos quienes se involucren en la comunicación de forma adecuada, no improvisada, para poder participar de estos beneficios en ambas direcciones. Esto exige una formación específica, con el apoyo de profesionales especializados como los periodistas, comunicadores y divulgadores de trayectoria. Es también importante y complementario, generar espacios de reflexión e intercambio de saberes entre todos los actores de los ámbitos científico, tecnológico y de innovación.

Pueden encontrar este texto con su respectiva bibliografía en este enlace.

IIBCE obtiene financiación para actualizar 4 equipos de investigación

Es una alegría compartir con ustedes que hemos logrado el apoyo financiero de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación para mejorar 4 grandes equipos de nuestro Instituto. Este apoyo se enmarca en un programa de la ANII que busca contribuir con el desempeño y la calidad de la investigación nacional. Se trata de actualizar equipos que en el caso del IIBCE además, brindan servicios importantes a la sociedad en áreas como la salud, el comercio, la industria alimentaria, agrícola y ganadera, entre otras.

Con este nuevo hito se consolida la política institucional del IIBCE focalizada en la adquisición y mejora de tecnología de primer nivel en sus plataformas. Los grandes equipos que podremos a punto se vinculan con nuestras siguientes plataformas: Microscopía de Fuerza Atómica,  Microscopía Láser Confocal de alta resolución, Secuenciación Masiva y la de Química Analítica.

Estas mejoras se suman a la adquisición de un nuevo Citómetro en la plataforma de Clasificación Celular y Citometría de Flujo, así como la de un nuevo Microscopio Confocal incorporado hace 2 años.

IIBCE incorpora un nuevo instrumental científico con características únicas en el país

El Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable acaba de poner en funcionamiento un nuevo citómetro y clasificador en flujo, instalado en el Servicio de Citometría de Flujo y Clasificación Celular (SECIF). Se trata de una plataforma tecnológica de apoyo a la investigación pionera en Uruguay en incorporar la clasificación celular en flujo, que permite analizar y clasificar poblaciones de células o partículas subcelulares a alta velocidad. Sus prestaciones pueden aprovecharse en áreas de investigación tanto básicas como aplicadas, así como en instituciones o empresas públicas y privadas.

Recientemente, este servicio ha incorporado un citómetro de flujo y clasificador de última generación MoFlo Astrios EQ (Beckman Coulter). Esto ha sido posible gracias al proyecto “Detección, análisis y clasificación en flujo a escala nanométrica: Aplicaciones a nivel biológico, biotecnológico, ambiental e industrial”, financiado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y el IIBCE en la convocatoria 2016 para la compra de grandes equipos. A su vez, el proyecto cuenta el apoyo del Programa de Desarrollo de Ciencias Básicas (PEDECIBA). El nuevo equipo permite la detección, análisis y clasificación de partículas muy pequeñas empleando citometría de flujo de alta resolución para investigación, desarrollo e innovación en biología, biotecnología, ambiente e industria.

La citometría de flujo es una herramienta que ha experimentado un impulso notable en los últimos años por su rapidez, reproducibilidad, fortaleza estadística y, en varias aplicaciones, por la posibilidad de clasificar células de interés con altísima pureza. El equipo que acabamos de incorporar al Instituto, es capaz de analizar y clasificar en simultáneo partículas de tamaños muy variables, en un rango que entre 0.2 micras (un milímetro dividido por 5000) y 40 micras (un milímetro dividido por 25). Esto es posible por su diseño novedoso que incluye 2 detectores para las señales de tamaño. De este modo, un detector puede optimizarse para visualizar las partículas pequeñas (por ej. las de 0.2 micras) y el otro para las partículas o células de mayor tamaño (por ej. las de 40 micras). Además, el nuevo citómetro de flujo puede analizar 100.000 partículas por segundo y clasificar unas 70.000 por segundo hasta en 6 vías paralelas.

Citómetro de flujo y clasificador de última generación MoFlo Astrios EQ (Beckman Coulter)

Citómetro de flujo y clasificador de última generación MoFlo Astrios EQ (Beckman Coulter)

Otra prestación es que permite clasificar células de interés con un grado de pureza igual o mayor a 99%, aún en casos de análisis donde la concentración del material a clasificar es menor a 1%. Esto posibilita una amplia gamma de análisis posteriores y habilita la realización de estudios de material genético y proteínas, por citar algunos ejemplos.

La gran versatilidad y potencialidad del nuevo citómetro combinada con sus características únicas en el país, posibilitará su incorporación a múltiples líneas de investigación fundamental tanto del IIBCE como de otras instituciones académicas. En paralelo, abrirá las puertas para el desarrollo de aplicaciones biotecnológicas de interés en el sector productivo, industrial y de servicios a terceros, incluso sociales.

Es un orgullo y una gran alegría entonces presentarles este poderoso equipamiento científico. Celebramos el nuevo citómetro también invitando a todos los interesados en conocerlo a contactar directamente con el coordinador de la plataforma SECIF, Dr. Gustavo Folle (gfolle@iibce.edu.uy) y el técnico especialista, Mag. Federico Santiñaque (fsantinaque@iibce.edu.uy).