Bacterias, divulgación, cómics. Proyecto de popularización de la CYT 2017 del IIBCE, financiado por la ANII

La historia más pequeña jamás contada

En 2016, la ANII lanzó una nueva convocatoria para financiar proyectos de popularización de la ciencia y la tecnología. El Instituto presentó un propuesta y quedó seleccionada como 1 de las 9 que recibieron financiación, entre las 58 que se presentaron. Compartimos un resumen del proyecto elaborado por sus integrantes.

Bacterias, divulgación, cómics. Proyecto de popularización de la CYT 2017 del IIBCE, financiado por la ANII

Proyecto institucional de divulgación científica 2017 financiado por la ANII

 
A lo largo de la historia, las bacterias han sido consideradas como una entidad con connotaciones negativas a causa de su asociación con muchas enfermedades humanas y animales. Sin embargo, la mayoría de las bacterias son imprescindibles para la vida sobre la Tierra y fueron los primeros organismos en habitar este planeta. Están presentes en nuestra vida cotidiana y son una fuente inagotable de recursos.
 
Como investigadores creemos que la educación científica es imprescindible para el desarrollo del niño y queremos fomentar la apropiación de conocimiento, la experimentación y la curiosidad por estos organismos tan importantes y tan relegados. Nuestra experiencia acumulada en instancias previas de divulgación nos ha demostrado el gran entusiasmo de los escolares al descubrir el mundo microscópico.
 
En esta propuesta planteamos fomentar la popularización de la microbiología mediante la creación de un libro adaptado a niños de diez a doce años, donde se explique el maravilloso e increíble mundo de las bacterias de una manera amena y divertida. Con esta finalidad, varios investigadores de la División Ciencias Microbiológicas del IIBCE trabajaremos en conjunto con Nicolás Peruzzo y Alejandro Rodríguez Juele, ilustradores y guionistas de Bandas Educativas, quienes tienen una amplia experiencia en la generación de contenidos educativos. El libro abordará distintas temáticas que incluyen: i) introducción al mundo de las bacterias; ii) las bacterias en el ambiente; iii) las bacterias y su relación con animales, plantas y el ser humano; iv) las bacterias y sus aplicaciones. Para abordar todas las temáticas, usaremos como recurso la historieta. Mediante ilustraciones atractivas mantendremos el hilo conductor entre las distintas temáticas y lograremos captar la atención del niño que podrá leer el libro a través de los dibujos y diálogos.

El libro incluirá además un apartado de experimentos enfocados a descubrir el mundo de las bacterias, para realizar en familia o en el aula. Estos experimentos incluirán un código QR que permitirá el enlace a una URL donde se mostrará la realización de dichos experimentos. También incluirá un apartado dedicado a incentivar la apropiación de conocimiento utilizando el juego como recurso. El libro en formato pdf será de libre acceso por medio de la biblioteca Ceibal, así como en la página web del IIBCE y la página de Bandas Educativas. Se imprimirá una tirada de 10.000 ejemplares los cuales serán distribuidos de forma gratuita a las bibliotecas solidarias del Programa de Lectura y Escritura en Español (Prolee), a los centros MEC y a todas las escuelas públicas del país. La presentación del libro se realizará en nuestro Instituto con la participación de autoridades del ámbito educativo y en el evento Montevideo Cómics 2018.

Quiénes integran el proyecto
Por IIBCE: Vanessa Amarelle (responsable), Susana deus Alvarez, Julio Gastón Azziz de los Santos, Valentina Carrasco, Sofía Fernández, Victoria Braña, María José González, Ana Umpierrez, Ana Karen Malán, Daniella Senatore, Inés Loaces, Gabriela Heijo, María A. Morel, Paola Scavone, Daniela Arredondo, Gabriela Martínez de la Escalera

Por Bandas Educativas: Alejandro Rodríguez Juele y Nicolás Peruzzo

Las visitas a nuestro Instituto, una institución en sí misma

Ya estamos en febrero de 2017 y en el IIBCE estamos armando el calendario de visitas. En breve abriremos las inscripciones para que los estudiantes de todos los niveles educativos puedan conocer el Instituto por dentro. Escolares, liceales, técnicos y docentes en formación, podrán aprovechar la oportunidad de ver, de primera mano, cómo hacemos investigación.

Esta idea nació hace muchos años y forma parte de la vida del Instituto, desde el inicio preocupado con la obligación moral de contribuir a la cultura y la educación. En palabras de nuestro fundador, Clemente Estable:

La cultura y la originalidad, que es cultura inmanente, son los más grandes patrimonios de una nación que maestros y profesores tiene en custodia. Elevar la vida de todos en virtud de aquélla y estimular y desarrollar la originalidad en el reino de los valores constituyen el más sagrado ministerio de la enseñanza.

La visita al IIBCE incluye una presentación de bienvenida y una visita guiada a nuestros laboratorios, donde los propios investigadores conversan con los invitados sobre cómo se construye el conocimiento. Y todo esto con los jugosos detalles del día a día, con la posibilidad de ver, tocar, y preguntar. Porque la duda y la pregunta, son el comienzo y el motor de la investigación.

Es un placer y un orgullo contarles que cada año nos visitan más de 15 instituciones y en estos últimos 10 años, han venido más de 170; esto suma aproximadamente 7800 estudiantes que ya nos conocen. Es importante contarles además, que los cupos para las visitas suelen agotarse el mismo día que abrimos las inscripciones.

Estén atentos a la apertura de las inscripciones en nuestra página web. Allí encontrarán un formulario donde podrán elegir una fecha, que siempre será algún viernes, y un horario preferido, por la tarde o por la mañana. Entre todos los correos recibidos se destinará cada fecha disponible por orden de inscripción, que luego será confirmada por teléfono. También les solicitaremos completar una encuesta previa a la visita para confirmar la inscripción.

Queremos agradecer a todos los que cada año se acercan y enriquecen nuestro trabajo con su visita, en especial a los niños, siempre curiosos, y las maestras que se ponen la camiseta de la ciencia.

Visitar el Instituto es una oportunidad para sorprendernos, para aprender y disfrutar. Y al mismo tiempo, es una oportunidad para forjar, junto a los más jóvenes, un futuro pleno de cultura científica.

Por consultas sobre las visitas, pueden llamar a la sección comunicación del Instituto al 24871616 interno 235, entre las 14:00 y las 17:00 (preguntar por Rocío Ramírez).

 

 

Investigar entre todos

Hace unos meses un grupo de maestros comunitarios y niños muy curiosos contactaron a Natalia Bajsa y Claudia Piccini, investigadoras de nuestro Instituto, para desarrollar una investigación sobre los microorganismos eficientes o “EM”, por sus siglas en inglés.

“EM” se utiliza para referirse a una combinación determinada de microorganismos de origen natural, que resultan beneficiosos para la agricultura y el ambiente. Este tipo de combinación representa lo que se llama un consorcio microbiano, creado adrede para lograr que los organismos cumplan determinadas funciones.

El consorcio EM fue desarrollado por el Prof. Teruo Higa y su equipo en la Universidad de Ryukus, Okinawa, Japón, y es capaz de realizar varios servicios ambientales: promueve el crecimiento de las plantas, mejora la digestión de los rumiantes, elimina malos olores y hasta colabora en la recuperación de las aguas contaminadas.

Esta mezcla que parece mágica, consta de al menos tres grupos de microorganismos completamente naturales e inocuos, que suelen habitar nuestros suelos o formar parte de los alimentos, a saber: bacterias del género Lactobacillus o lactobacilos, levaduras del género Saccharomyces, y bacterias fotosintéticas, es decir, que realizan la fotosíntesis.

¿Por qué estos microorganismos y no otros? 
Entre otros beneficios, los lactobacilos producen sustancias que aceleran la descomposición de la materia orgánica y controlan la presencia de microorganismos perjudiciales. Las levaduras por su parte, liberan sustancias que actúan como hormonas naturales y promueven el crecimiento y el desarrollo de las plantas y otros microorganismos. Por último, las bacterias fotosintéticas transforman las sustancias que producen olores desagradables en otras que no los producen.

IMG_1327

Algunos microorganismos eficientes, colectados en suelos sanos de nuestro país.

De esto se deriva que el EM tenga múltiples aplicaciones amigables con el ambiente y en buena medida sustentables. Algunos ejemplos son el tratamiento de aguas residuales, la eliminación de malos olores en pozos negros y baños secos, o el tratamiento de los residuos sólidos orgánicos. También mejoran el rendimiento del tradicional compost para abonar la tierra, y la actividad de los microorganismos del suelo.

Entre Bichitos, un proyecto integrador
Todo comenzó en la escuela Nº 319 de Casavalle, donde un grupo de maestros comunitarios decidió encarar un proyecto experimental a mediano y largo plazo con los estudiantes. Con los EM y sus aplicaciones como eje, se largaron a una aventura cargada de objetivos, integrados en una visión comunitaria, creadora de valores y conocimientos locales. En sus palabras:

buscamos contribuir a la construcción de una escuela comprometida con la realidad social del educando y su comunidad, desde los saberes que aborda y pretende construir, hasta las condiciones objetivas a las que pueda responder para mejorarlas.”

Este enfoque digno de réplica implica ante todo una mirada respetuosa e inteligente hacia el medio. A su vez, pone en práctica de una metodología de enseñanza y aprendizaje basada en la investigación y generadora de conocimientos, que permite desarrollar autonomías y al mismo tiempo el trabajo colectivo y cooperativo. El fin último de este emprendimiento incluye hasta la transferencia de tecnología sustentable a la población uruguaya.

IMG_1329

“Niños grandes” que llevan adelante el proyecto “Entre Bichitos”. Entrevista con Natalia y Claudia en nuestro Instituto.

Comenzó en 2015 y continúa hoy, ya en su tercera etapa. En la primera, utilizaron los EM en la huerta escolar, en un proyecto de cría de conejos, en la limpieza de los espacios comunitarios y en la de los pozos negros. En la segunda, comenzaron a “activar” los EM, esto es, multiplicarlos y lograr grandes cantidades para llevar la propuesta a otras comunidades e instituciones. Este paso fue fundamental para evaluar su aplicación y sobre todo de cara a su gran desafío: elaborar un producto propio, de origen nativo, eficiente y rentable.

El rol del IIBCE
“Entre bichitos” entonces, contactó al IIBCE para “obtener información precisa acerca del estado sanitario de las aguas superficiales, las cunetas y los pozos negros de la zona, así como los contaminantes del suelo. Parte de esta información les serviría para evaluar los resultados del uso de los EM y lograr su desafío: “…desarrollar una solución similar al EM con microorganismos autóctonos”.   

Sin embargo, la participación del IIBCE llegó cuando ya tenían en sus manos organismos nativos combinados cuidadosamente para poner a prueba su producto local. Para ello, capturaron microorganismos eficientes que naturalmente están en los suelos sanos, y los multiplicaron.

Natalia nos contó que el Instituto se encarga de analizar los preparados que están poniendo a prueba para verificar que contengan los microorganismos necesarios y no contengan organismos patógenos. También están evaluando diferentes procedimientos para la captura de los microorganismos y cuál es la forma de producción más conveniente.

IMG_1328

Detalle del cultivo de Bacterias del suelo existentes dentro del consorcio “MEN” creado en el proyecto. Cultivo realizado en el Instituto.

Luego de aplicado a los pozos negros, también se analiza si el consorcio nativo fue efectivo en reducir la cantidad de coliformes fecales. De esta última parte se encarga Claudia, especialista en la ecología acuática vinculada a la calidad del agua. Junto con Natalia, comparten el entusiasmo de los niños y maestros por valorizar el conocimiento y estudiar los microorganismos, sus funciones, y quizás lo más fascinante, cómo pueden ayudarnos de forma natural.

Federico Mesa, uno de los responsables del proyecto, nos contó que fueron sorprendidos por la respuesta de nuestras investigadoras:

“la forma de trabajo que tienen vuestras compañeras es la que se necesita: en contacto con las necesidades concretas de la gente, al servicio de la sociedad, generando un conocimiento aplicado y una cultura científica en quienes nos ponemos en contacto con ellas. Los niños las consideran ya parte del equipo. Para nosotros es invalorable su apoyo.”

¡Gracias por tus palabras Federico!

Los increíbles MEN
Al nuevo producto que ya están probando y evaluando con ayuda del IIBCE le llaman MEN, por Microorganismos Eficientes Nativos.  Lo están utilizando en el mantenimiento y limpieza de pozos negros y graseras, en el tratamiento de aguas residuales, e incluso como probiótico y abono en el riego. Pueden conocer algunos detalles más de su proyecto en esta nota que realizó la IMM.

Felicitamos a todo el equipo de “Entre Bichitos” y les agradecemos el haber pensado en nosotros para colaborar e investigar entre todos. Su emprendimiento es una muestra de que en Uruguay se puede. Podemos educar en valores desde una perspectiva crítica, responsable y emprendedora, y al mismo tiempo, generar conocimiento para el beneficio de todos.

Rocío Ramírez Paulino
@rRo12
Equipo de Divulgación

Conferencia sobre Divulgación y Periodismo Científico

Tenemos el agrado de invitarlos a una conferencia especial sobre Divulgación y Periodismo Científico dictada por el Dr. Wilson J. González-Espada, profesor asociado de la Universidad de Morehead.

Será el martes 7 de junio a las 14:00 en nuestro Instituto, Avenida Italia 3318.

González-Espada es Doctor en Educación Científica con una larga trayectoria en la enseñanza de la física. Es uno de los miembros voluntarios de Ciencia Puerto Rico, organización internacional sin fines de lucro dedicada a la promoción de la enseñanza de las Ciencias, la Tecnología, la Ingeniería y la Matemática (STEM) en la población Latinoamericana.

¡Los esperamos!

conf p cientifico