Eventos 2015_ DEBATE sobre Organismos Genéticamente Modificados

En el marco de los 10 años de la Semana de la Ciencia y la Tecnología, el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable se complace en invitarlos al DEBATE​ ​Transgénicos en Uruguay: Oportunidades, riesgos y desafíos​,​ este jueves 28 de mayo a las 18:30 en el salón de actos del IIBCE.​

El debate consistirá en una presentación del tema por científicos y políticos involucrados en la temática​. La modalidad será un primer momento para las presentaciones de aprox.​ ​
15 minutos cada una​ y un​ espacio para preguntas por parte del público e intercambio de opiniones.

Los participantes confirmados son las Dra. Inés Ponce de León del IIBCE, el Dr. Claudio​ ​
Ma​r​tínez Debat de la Facultad de Ciencias​-UdelaR​,​ la Dra. Claudia Piccini del IIBCE y el Ministro interino de ganadería, Enzo Benech.

​Previo al debate brindaremos un café de bienvenida.

​Esperamos contar con su presencia y les agradecemos la máxima difusión posible del evento.

DEBATE TRANSGENICOS

Anuncios

PLATAFORMAS IIBCE_ La plataforma verde y la compostera

Actualización de la compostera, 28 de octubre 2015.
Hoy inauguramos la pila de compost numero siete y en cinco de las anteriores ya están funcionando cultivos variados.
Lo producido es para el consumo colectivo, en este momento hay rúcula y puerros que se pueden consumir. Tambien hay plantado maíz, varias tomateras de diferentes variedades, lechugas y espinacas.
A la brevedad habra algo de compost para repartir entre los interesados también.
Les agradecemos a todos los que colaboran diariamente con su aporte de material organico para que esto sea posible.
De paso, vamos mejorando una zona del jardín. Si hay interesados en plantar alguna cosa o en dar una mano en las tareas de mantenimiento, los esperamos.

 

Actualización de la compostera, Mayo de 2015:

Muchas gracias a todos los que día a día hicieron su aporte para alimentar la compostera institucional. Vamos por la cuarta pila. Las primeras dos completaron su ciclo y alimentaron unas cuantas tomateras cherry que enriquecieron los almuerzos de muchos de los que acostumbramos almorzar en el jardín del multiuso.

Como vinieron los fríos las plantas de tomate murieron y fueron reemplazadas por una plantación de puerros que aguantarán el invierno. Antes de la primavera se agregarán nuevas hortalizas.

Se escuchan sugerencias.
Y a seguir alimentando la compostera.
María

Nota  sobre el compostaje y la compostera IIBCE, escrita por la encargada de la Plataforma Verde de nuestro Instituto, María Zabaleta, quien desde su experiencia y conocimiento colabora con varios proyectos de investigación.

IMAG0302

IIBCE composta

 

¿Qué es una compostera?
Todos los materiales provenientes de los organismos vivos se descomponen y pasan a formar parte del sustrato, incorporándose al suelo. De esta manera los elementos que los componen vuelven a ser absorbidos por los vegetales para ser reincorporados en la cadena de los alimentos.
Si acumulamos en un sitio los residuos orgánicos  que producimos como descarte de alimentos y bebidas y los dejamos degradar, luego de un tiempo podremos tener todos esos elementos concentrados en un material que sirve de abono.

Al sitio donde acumulamos estos materiales para que se descompongan lo llamamos COMPOSTERA y al producto final se lo llama COMPOST. El compost es un material fertilizante que se vende en los comercios para abonar las plantas de jardín, pero también podemos producirlo en nuestra casa o en el lugar de trabajo.

¿Cómo se hace una compostera?
Existen tantas teorías de cómo hacerla como gente que hace composteras y tantos modelos pre hechos como gente con ingenio que se ha dedicado a diseñar alternativas, algunas de ellas comercializadas por Internet. Pero no hay que pensar que necesitamos de tanta cosa para tener una en casa.
Cualquier sitio en el que podamos acumular los residuos orgánicos y dejarlos allí un par de meses sirve para que el proceso tenga lugar.

Lo más simple: apilar en el suelo e ir alternando capas de residuos con capas de tierra o material vegetal (hojas cortadas, pasto, paja). Una vez que se alcanza una cierta altura esta se tapa y se deja descansar un par de meses en verano y entre tres y cuatro meses en invierno, dado que los microorganismos que se ocupan de la descomposición son más activos con altas temperaturas.
Mientras una compostera está en descanso, vamos iniciando otra en otro sitio. De esta manera en el momento en que la primera pueda ser utilizada en forma de compost, al poco tiempo tendremos la segunda pronta.

¿Qué cuidados debemos tener?

Debe tener aire.
Para que se produzca correctamente el proceso debe haber aire en la pila, por lo que es conveniente darla vuelta luego de un mes y siempre mantenerla en un sitio aireado.

Debe estar húmeda.
Cuando a la compostera le falta humedad ésta se ve atacada por las hormigas. Si hace mucho calor hay que regarla.

No debe estar encharcada.
Si llueve demasiado es conveniente taparla para que no se inunde.

¿Qué podemos tirar a la compostera?
Peladuras y carozos de frutas y verduras
Restos de comida
Yerba
Restos de té y café. Los saquitos sin la etiqueta.
Cáscaras de naranja y otras frutas
Podas herbáceas. Si ponemos ramas éstas no se descomponen a la misma velocidad y entorpecen el uso del compost.
Cáscaras de huevo
Restos de material animal, aunque cuidado, esto puede atraer roedores o animales que revuelvan la pila.
Papel neutro (papel tipo kraft)

¿Qué no podemos tirar a la compostera?
Papel blanco (posee productos del blanqueado)
Papel impreso (la tinta es tóxica)
Heces de animales (pueden trasmitir enfermedades al humano). Esto vale si el compost va a ser utilizado para el cultivo de vegetales de consumo (huerta)
Colillas de cigarrillos
Material plástico

Algunas variantes
Cuando acumulamos una buena altura de restos, estos levantan temperatura con la descomposición y esto acelera la misma, además de destruir el poder germinativo de las malezas que pudimos haber incorporado. Si por el contrario la pila es baja no llega a levantar temperatura y es apta para combinarla con la acción de lombrices que nos ayudan a acelerar el proceso de manera importante.
Estas lombrices, llamadas “californianas” porque no son originarias de California, se alimentas de elementos en descomposición y lo modifican al pasarlo por su tracto digestivo. Con la presencia de estas lombrices en la compostera el tiempo de elaboración del compost se reduce prácticamente a la mitad de tiempo.

¿Por qué querríamos hacer una compostera?
A través de la autoproducción de compost podemos disminuir el volumen de residuos que sacamos a la volqueta, y obtenemos un fertilizante de excelente calidad para nuestras plantas. Nos acercamos además al proceso de reciclado de materiales y nos hacemos conscientes de la importancia de actuar de acuerdo a las leyes que nos muestra la naturaleza. Si queremos producir vegetales para consumo necesitamos este compost que de otra manera deberíamos comprar en un comercio. Las plantas de crecimiento rápido como los tomates, los zapallitos y los morrones necesitan la aplicación de compost cada quince días.

La compostera del IIBCE
La compostera
Algunos investigadores ya habían intentado comenzar una compostera, y retomamos la idea viendo que ha´bian varios interesados. Luego de recibir el acuerdo del Consejo, comenzamos a hacerla funcionar el 22 de setiembre. Como la idea es siempre la de utilizar los espacios disponibles y hacer las cosas lo más simples posibles, decidimos instalarla en el suelo, en una zona que se encontraba en desuso y está cerca del lugar en el que más se producen residuos adecuados que es la zona de almuerzo.

Como hay animales en el lugar, instalamos una rejilla para cubrirla y una pila de pasto producto del corte del jardín para ir tapando los restos. Agregamos lombrices californianas y la naturaleza empezó a funcionar. En este momento vamos por la tercer compostera, ya que se va cambiando de sitio a medida que se completa una altura mediana.

No se preocupen que las lombrices se mudan solas, cuando se quedan sin comida se desplazan hacia donde hay restos frescos

En la primera pila, comenzada hace apenas un mes y medio, ya se plantaron dos tomateras. Esto es la producción de compost in situ que se va utilizando para la producción de plantas de huerta sin necesidad de trasladarlo. Cómo la idea de tener alimentos frescos para el almuerzo también es bienvenida, se está intentando la producción de algunas verduras.

La compostera en noviembre de 2014

IMAG0303

Paisaje de compostaje

Hace unos meses que funciona una compostera en el instituto, y por ello queremos agradecer a todos los que han colaborado para su buen desarrollo.

Actualmente ya hay una compostera pronta y alli mismo comencé unas modestas plantaciones de tomateras y morrones. Esto les dará a las plantas alimento de muy buena calidad para crecer vigorosas. Recuerden que en ese sitio NO SE DEBE TIRAR MAS MATERIAL porque dañaría los plantines.

La siguiente compostera sigue a la derecha, debajo de donde está el cartes de COMPOSTERA, siempre debajo de la reja. Lo que hay a al izquierda de la huertita es pasto para ir tirando sobre los restos de comida. Es el pasto del corte del jardin que nos dejan alli para reutilizar. Trataré de poner carteles para que no se pierdan.

Cualquier consulta o sugerencia a las órdenes, comunicarse conmigo al correo: zabaleta.maria@gmail.com

 

IIBCE de alto impacto_ Mención Especial del Premio L’ Oréal-UNESCO para Claudia Piccini y presentación oficial del proyecto asociado al premio.

Compartimos la Mención Especial otorgada a la investigadora del Departamento de Microbiología de nuestro Instituto, Dra. *Claudia Piccini, por su por su proyecto “Herramientas para el monitoreo de floraciones algales nocivas”.
La distinción le fue otorgada en forma excepcional, en la entrega del Premio L’Oréal-UNESCO 2014 “Por las Mujeres en la Ciencia”, cuya ganadora fue la Dra. Ing. Eleonora Catsigeras de la Facultad de Ingeniería, por su proyecto “Neurodinámica”.

Las floracioens algales son un tema de gran interés y preocupación social en el Uruguay, pues que es un fenómeno que ocurre con frecuencia en nuestro país y que tiene consecuencias nefastas, e incluso peligrosas para la salud de todos. A continuación compartimos un resumen del proyecto, que será presentado en forma oficial este martes 30 a las 8:30 en la Sala de Actos del LATU.

Invitación Proyecto algas

 

Claudia Piccini es Doctora en Ciencias Biológicas e investigadora grado 4 de nuestro Instituto. Contacto: cpiccini@iibce.edu.uy

Resumen del Proyecto: “ALGAS”- HERRAMIENTAS PARA EL MONITOREO DE FLORACIONES DE ALGAS Y CIANOBACTERIAS TOXICAS

Las floraciones algales nocivas son crecimientos anormales de microorganismos acuáticos debidos principalmente al exceso de nutrientes liberados en los cursos de agua por actividades industriales, agronómicas y domésticas. Las cianobacterias son los microorganismos que más
frecuentemente forman floraciones en los ecosistemas de agua dulce. Estos producen toxinas, tales como microcistina-LR, que pueden dañar el hígado de los individuos expuestos y saxitoxinas, que afectan el sistema nervioso. Estas últimas también son producidas por algas que provocan mareas rojas (dinoflagelados). En su conjunto las toxinas pueden afectar los ecosistemas acuáticos y a la salud humana.

En el año 2011 se abrió una convocatoria del Programa Medio Ambiente del LATU por concurso a través de ANII, resultando ganadores dos proyectos que se enfocaban en generar herramientas para evaluar las floraciones de algas y cianobacterias nocivas en cursos de agua del Uruguay con distintas metodologías. El proyecto final surgió de unir sendas propuestas presentadas por investigadores de Facultad de Ciencias y Centro Universitario Regional Este de la UDELAR y del Instituto Clemente Estable del MEC junto a los del LATU. De este modo, se generó sinergia con dos de las instituciones rectoras en temas de investigación de nuestro país y se potenció la obtención de resultados científicos. Este proyecto comenzó en setiembre de 2012 y termina en setiembre 2014.

Se lograron todos los objetivos planteados en el proyecto, cuyo fin último era el desarrollo de nuevas técnicas para la detección, el monitoreo y la predicción de floraciones de fitoplancton nocivo en dos de los principales cursos de agua del Uruguay (Río Uruguay y Río de la Plata, desde Salto a Punta del Este). Se desarrollaron los métodos de detección de microcistinas y saxitoxinas GTX mediante técnicas de biología molecular (PCR cuantitativo en tiempo real) y por cromatografía HPLC para ambas toxinas. Asimismo, se innovó en metodologías de monitoreo de fitoplancton rápidas y sencillas empleando grupos funcionales basados en morfología validados por taxonomía clásica, las que empleadas en conjunto con las técnicas analíticas y moleculares constituyen una poderosa herramienta. Además, se evaluaron variables ambientales y nutrientes en el agua para detectar cuáles son las que mejor explican la presencia, abundancia y toxicidad de las floraciones. Se creó así un protocolo unificado para la detección y gestión que mejorarán la respuesta frente a eventos de floraciones nocivas de algas y de cianobacterias.

La conclusión principal del proyecto es que en los cursos de agua evaluados durante las seis campañas de monitoreo hubo presencia de especies de cianobacterias con genes que predicen su potencial toxicidad a pesar de no estar presente la toxina en el agua. Esto permite predecir el riesgo que corre la calidad del agua potable, la condición del agua para baños y otros usos y su conservación. Esta situación fue más notoria en el litoral norte de nuestro país, pero existió en todas las estaciones de muestreo relevadas (Salto, Fray Bentos, Carmelo, Colonia, Montevideo y Punta del Este).

Las responsables científicas de este proyecto conjunto fueron la Dra. Claudia Piccini (Instituto de Investigaciones Clemente Estable), la Dra. Carla Kruk (Facultad de Ciencias y CURE) y la Dra. Diana Míguez (gerente de proyecto LATU). Participaron como investigadores: Angel Segura, Danilo Calliari, Sylvia Bonilla, Luis Aubriot, Lucía Nogueira, Carmela Carballo, Gabriela Martínez de la Escalera, Paula Vico, Ignacio Alcántara, Graciela Ferrari, Macarena Simoens, Karen Keel y Jacqueline Cea. Se contó con la colaboración de ADES y de la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande.

En el marco de este proyecto se están desarrollando 3 maestrías, 1 doctorado, 1 tesis de grado, 1 proyecto de iniciación a la investigación y actividades en el medio de educación ambiental, bajo la forma de talleres con ADES y de un Club de Ciencias a nivel de estudiantes de secundaria en
Carmelo. Se presentaron nueve publicaciones científicas en forma de posters y conferencias.