Hacia la formación de una Sociedad Latinoamericana de Investigación en Abejas

Son muchísimos los investigadores interesados por encontrar soluciones a un fenómeno mundial que no es ajeno a nuestro país y claramente es multicausal: la despoblación y desaparición de colmenas. En nuestro instituto, Karina Antúnez y sus estudiantes de maestría y doctorado, desde hace años investigan la biología asociada a las enfermedades que sufren las abejas melíferas o abejas de la miel, los polinizadores más importantes de nuestro planeta.

En este momento llevan adelante dos grandes líneas de investigación: por un lado, la búsqueda de cepas bacterianas que funcionen como probióticos, es decir, microorganismos capaces de mejorar la salud intestinal de las abejas. Y por otro, la búsqueda de dietas que logren el mismo efecto sanitario, sólo que a través de una mejor ingesta nutricional.

Estos abordajes por demás interesantes, se complementan con otro tipo de estudios que se están realizando con abejas melíferas en la región. En un futuro cercano, se podrán nutrir mucho más los unos de los otros, gracias a una iniciativa promovida desde Uruguay. Concretamente, fue desde el IIBCE y la Facultad de Ciencias que surgió la idea de crear, primero una Red y luego una Sociedad Latinoamericana de Investigación en Abejas (SOLATINA).

El 24 y 25 de Noviembre de 2016, más de 50 investigadores de Latinoamérica, Estados Unidos y Austria, se reunieron en la Estación Experimental de INIA La Estanzuela para concretar este gran proyecto. Allí se firmó el acta fundacional de la Sociedad, donde se eligieron dos delegados por país y coordinadores generales, uno de ellos, la Dra. Karina Antúnez. También se formaron grupos de investigación por áreas prioritarias, a saber: patógenos que afectan a las abejas, impactos de la agricultura en su salud, Biología de las abejas y otros productos de la abejas además de la miel.

Compartimos con Uds. un documento elaborado luego del encuentro, con más información, donde además se invita a los investigadores interesados a sumarse a la iniciativa. Desde el Instituto extendemos esta invitación y celebramos con Uds. la alegría de seguir contribuyendo con el avance de la ciencia Latinoamericana.

Jornada de sensibilización y capacitación sobre sustancias químicas y residuos especiales

En el Marco de celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, los invitamos a participar de una Jornada de sensibilización y capacitación sobre sustancias químicas y residuos especiales.

La misma se realizará el lunes 6 de junio de 13:00 a 16:00 en el Salón de Actos del IIBCE.

IMG_20160601_0001
La convocatoria está dirigida especialmente al personal del Instituto, con énfasis en los integrantes incorporados en los últimos años (estudiantes, egresados, funcionarios, horas docentes y técnicos) y a todos aquellos que estén interesados en participar.
Los esperamos.
Comisión de Seguridad y Salud Ocupacional
Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE)  www.iibce.edu.uy
Av. Italia 3318. Montevideo CP 11600.Uruguay (Tel (00598) 24871616

El IIBCE por sus protagonistas

Éste es el IIBCE, un instituto de investigación donde trabajan jóvenes científicos en diferentes etapas de formación, con investigadores consolidados de primer nivel, en distintas áreas de la Biología.

Vocación, dedicación, diversidad y calidad. Investigación uruguaya con proyección internacional, en la frontera del conocimiento.

IIBCE, pasión por la ciencia

 

IIBCE de Alto Impacto_Conferencias informativas de interés general

La Sociedad Uruguaya de Microbiología (SUM) los invita a participar de la primera edición del ciclo de conferencias informativas “Patógenos emergentes y su vinculación con el cambio global“.

La primera jornada tratará sobre los virus Zika, Dengue y Chikungunya.

Será jueves 25 de febrero a las 17:30 h en el salón de actos del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (Avda. Italia 3318).

La entrada es libre y gratuita.

Patógenos emergentes y su vinculación con el cambio global. Ciclos de charlas SUM_001

Programa:
17:30-17:40: Bienvenida: Dra. Claudia Piccini (SUM)
17:40 – 18:00: “Virología de Zika, Dengue y Chikungunya” Dr. Juan Arbiza/ Dra. Adriana Delfraro. Sección Virología, Facultad de Ciencias, UdelaR
18:00 – 18: 20: “Biología del vector” Dra. Gabriela Willat. Unidad de Zoonosis, Ministerio de Salud Pública.
18:20 – 18:40: Pausa para café
18:40 – 19:00: “Prevención, diagnóstico y políticas oficiales”. Dr. Héctor Chipparelli. Departamento de Laboratorios Ministerio de Salud Pública
19:00: Preguntas del público
19:30: Cierre de la actividad

Dada la importancia de la temáticas abordadas, les agradecemos la máxima difusión posible del evento.

Los esperamos

Comisión Directiva
Sociedad Uruguaya de Microbiología

Actualización_ La plataforma verde y la compostera del IIBCE

Volvemos a compartir esta nota, publicada en noviembre de 2014 sobre el compostaje y la compostera IIBCE, escrita por la encargada del Bioterio de Plantas de nuestro Instituto, María Zabaleta, quien desde su experiencia y conocimiento colabora con varios proyectos de investigación.
Debajo encontrarán una actualización sobre el estado de la compostera y una invitación a colaborar.
IMAG0302

IIBCE composta

¿Qué es una compostera?
Todos los materiales provenientes de los organismos vivos se descomponen y pasan a formar parte del sustrato, incorporándose al suelo. De esta manera los elementos que los componen vuelven a ser absorbidos por los vegetales para ser reincorporados en la cadena de los alimentos.
Si acumulamos en un sitio los residuos orgánicos que producimos como descarte de alimentos y bebidas y los dejamos degradar, luego de un tiempo podremos tener todos esos elementos concentrados en un material que sirve de abono.

Al sitio donde acumulamos estos materiales para que se descompongan lo llamamos COMPOSTERA y al producto final se lo llama COMPOST. El compost es un material fertilizante que se vende en los comercios para abonar las plantas de jardín, pero también podemos producirlo en nuestra casa o en el lugar de trabajo.

¿Cómo se hace una compostera?
Existen tantas teorías de cómo hacerla como gente que hace composteras y tantos modelos pre hechos como gente con ingenio que se ha dedicado a diseñar alternativas, algunas de ellas comercializadas por Internet. Pero no hay que pensar que necesitamos de tanta cosa para tener una en casa.
Cualquier sitio en el que podamos acumular los residuos orgánicos y dejarlos allí un par de meses sirve para que el proceso tenga lugar.

Lo más simple: apilar en el suelo e ir alternando capas de residuos con capas de tierra o material vegetal (hojas cortadas, pasto, paja). Una vez que se alcanza una cierta altura esta se tapa y se deja descansar un par de meses en verano y entre tres y cuatro meses en invierno, dado que los microorganismos que se ocupan de la descomposición son más activos con altas temperaturas.
Mientras una compostera está en descanso, vamos iniciando otra en otro sitio. De esta manera en el momento en que la primera pueda ser utilizada en forma de compost, al poco tiempo tendremos la segunda pronta.

¿Qué cuidados debemos tener?

Debe tener aire.
Para que se produzca correctamente el proceso debe haber aire en la pila, por lo que es conveniente darla vuelta luego de un mes y siempre mantenerla en un sitio aireado.

Debe estar húmeda.
Cuando a la compostera le falta humedad ésta se ve atacada por las hormigas. Si hace mucho calor hay que regarla.

No debe estar encharcada.
Si llueve demasiado es conveniente taparla para que no se inunde.

¿Qué podemos tirar a la compostera?
Peladuras y carozos de frutas y verduras
Restos de comida
Yerba
Restos de té y café. Los saquitos sin la etiqueta.
Cáscaras de naranja y otras frutas
Podas herbáceas. Si ponemos ramas éstas no se descomponen a la misma velocidad y entorpecen el uso del compost.
Cáscaras de huevo
Restos de material animal, aunque cuidado, esto puede atraer roedores o animales que revuelvan la pila.
Papel neutro (papel tipo kraft)

¿Qué no podemos tirar a la compostera?
Papel blanco (posee productos del blanqueado)
Papel impreso (la tinta es tóxica)
Heces de animales (pueden trasmitir enfermedades al humano). Esto vale si el compost va a ser utilizado para el cultivo de vegetales de consumo (huerta)
Colillas de cigarrillos
Material plástico

Algunas variantes
Cuando acumulamos una buena altura de restos, estos levantan temperatura con la descomposición y esto acelera la misma, además de destruir el poder germinativo de las malezas que pudimos haber incorporado. Si por el contrario la pila es baja no llega a levantar temperatura y es apta para combinarla con la acción de lombrices que nos ayudan a acelerar el proceso de manera importante.
Estas lombrices, llamadas “californianas” porque no son originarias de California, se alimentan de elementos en descomposición y lo modifican al pasarlo por su tracto digestivo. Con la presencia de estas lombrices en la compostera el tiempo de elaboración del compost se reduce prácticamente a la mitad.

¿Por qué querríamos hacer una compostera?
A través de la autoproducción de compost podemos disminuir el volumen de residuos que sacamos a la volqueta, y obtenemos un fertilizante de excelente calidad para nuestras plantas. Nos acercamos además al proceso de reciclado de materiales y nos hacemos conscientes de la importancia de actuar de acuerdo a las leyes que nos muestra la naturaleza. Si queremos producir vegetales para consumo necesitamos este compost que de otra manera deberíamos comprar en un comercio. Las plantas de crecimiento rápido como los tomates, los zapallitos y los morrones necesitan la aplicación de compost cada quince días.

La compostera del IIBCE
La compostera
Algunos investigadores ya habían intentado comenzar una compostera, y retomamos la idea viendo que habían varios interesados. Luego de recibir el acuerdo del Consejo, comenzamos a hacerla funcionar el 22 de setiembre. Como la idea es siempre la de utilizar los espacios disponibles y hacer las cosas lo más simples posibles, decidimos instalarla en el suelo, en una zona que se encontraba en desuso y está cerca del lugar en el que más se producen residuos adecuados que es la zona de almuerzo.

Como hay animales en el lugar, instalamos una rejilla para cubrirla y una pila de pasto producto del corte del jardín para ir tapando los restos. Agregamos lombrices californianas y la naturaleza empezó a funcionar. En este momento vamos por la tercer compostera, ya que se va cambiando de sitio a medida que se completa una altura mediana.

No se preocupen que las lombrices se mudan solas, cuando se quedan sin comida se desplazan hacia donde hay restos frescos

En la primera pila, comenzada hace apenas un mes y medio, ya se plantaron dos tomateras. Esto es la producción de compost in situ que se va utilizando para la producción de plantas de huerta sin necesidad de trasladarlo. Cómo la idea de tener alimentos frescos para el almuerzo también es bienvenida, se está intentando la producción de algunas verduras.

La compostera en noviembre de 2014

IMAG0303

Paisaje de compostaje

Hace unos meses que funciona una compostera en el instituto, y por ello queremos agradecer a todos los que han colaborado para su buen desarrollo.

Actualmente ya hay una compostera pronta y alli mismo comencé unas modestas plantaciones de tomateras y morrones. Esto les dará a las plantas alimento de muy buena calidad para crecer vigorosas. Recuerden que en ese sitio NO SE DEBE TIRAR MAS MATERIAL porque dañaría los plantines.

La siguiente compostera sigue a la derecha, debajo de donde está el cartel de COMPOSTERA, siempre debajo de la reja. Lo que hay a la izquierda de la huertita es pasto para ir tirando sobre los restos de comida. Es el pasto del corte del jardín que nos dejan allí para reutilizar. Trataré de poner carteles para que no se pierdan.

Cualquier consulta o sugerencia a las órdenes, comunicarse conmigo al correo: zabaleta.maria@gmail.com

 

Actualización de la compostera, 28 de octubre 2015.
Hoy inauguramos la pila de compost numero siete y en cinco de las anteriores ya están funcionando cultivos variados.
Lo producido es para el consumo colectivo, en este momento hay rúcula y puerros que se pueden consumir. Tambien hay plantado maíz, varias tomateras de diferentes variedades, lechugas y espinacas.
A la brevedad habra algo de compost para repartir entre los interesados también.
Les agradecemos a todos los que colaboran diariamente con su aporte de material organico para que esto sea posible.
De paso, vamos mejorando una zona del jardín. Si hay interesados en plantar alguna cosa o en dar una mano en las tareas de mantenimiento, los esperamos.

Actualización de la compostera, Mayo de 2015:

Muchas gracias a todos los que día a día hicieron su aporte para alimentar la compostera institucional. Vamos por la cuarta pila. Las primeras dos completaron su ciclo y alimentaron unas cuantas tomateras cherry que enriquecieron los almuerzos de muchos de los que acostumbramos almorzar en el jardín del multiuso.

Como vinieron los fríos las plantas de tomate murieron y fueron reemplazadas por una plantación de puerros que aguantarán el invierno. Antes de la primavera se agregarán nuevas hortalizas.

Se escuchan sugerencias.
Y a seguir alimentando la compostera.
María

Publicaciones IIBCE de Alto Impacto_La genómica del Chagas

La enfermedad de Chagas es un mal que afecta a millones de personas en Latinoamérica y para la cual aún no existen métodos efectivos de prevención, vacunas o agentes químicos terapéuticos adecuados para tratar las fases crónicas de la infección. La causa un organismo unicelular llamado Tripanomosa Cruzi, cuyo ciclo de vida es complejo, con varios estadios de desarrollo y grandes diferencias con otros organismos eucariotas en cuanto a sus mecanismos moleculares básicos de funcionamiento.

Para poder prevenir la infección o incluso controlar la enfermedad, necesitamos conocer bien estos ciclos y saber qué ocurre en cada etapa; por eso, descubrirlo a nivel genético en gran escala, es decir, a nivel genómico, puede ser clave. Con este fin, en el departamento de Genómica del IIBCE dirigido por el investigador José Sotelo Silveira, utilizaron metodologías novedosas para determinar los niveles de producción de casi las 10.000 proteínas del parásito en distintos estadios vitales.

Con la técnica Ribo-seq por ejemplo, secuenciaron millones de fragmentos de ARN mensajeros cuando estaban siendo traducidos a proteínas, lo que les permitió observar cuáles cambian sus niveles de producción cuando el parásito se prepara para la infección del hospedero mamífero, entre ellos el humano.

Los resultados fueron publicados en la revista de acceso abierto BMC Genomics y permiten comprender mejor uno de los puntos a considerar para el diseño de estrategias de control de la enfermedad: la formación de proteínas durante la diferenciación de 2 de los estadios vitales, uno de los cuales está especializado en la infección inicial.

Este trabajo es fruto de la colaboración interdisciplinaria con colegas del Instituto Carlos Chagas-Fiocruz de Curitiba Brasil y la Facultad de Ciencias del Uruguay y tiene un alto interés académico, que se evidencia por la gran cantidad de visitas y descargas desde que fue publicado, el 9 de junio de 2015.

Una vez, más IIBCE aporta conocimiento original para el progreso de la ciencia a nivel nacional e internacional y para beneficio de todos. Felicitamos públicamente a José y sus colegas y les dejamos el acceso a todos quienes estén interesados en leer el trabajo completo, por ahora sólo disponible en inglés.

 

Contacto con José Sotelo Silveira: jsotelosilveira@iibce.edu.uy // sotelojos@gmail.com

Resultados de la primera encuesta nacional de pérdida de colmenas

En 2014 los convocamos a la primera encuesta de pérdida de colmenas en Uruguay, para que todos los interesados pudieran realizarla y aportar a la ciencia uruguaya.

Hoy podemos compartir con Uds. los primeros resultados.
Copiamos un informe debajo y esperamos difundir pronto la convocatoria para una encuesta 2015-2016.

Diapositiva 1

Informe 1 Enc Nac de pérdida de Colmenas

Diapositiva 1

Informe 2 Enc. Nac. de pérdidas de colmenas